Ideas-para-decorar-un-dormitorio-infantil

7 Ideas para decorar un dormitorio infantil

Decorar un dormitorio infantil no siempre es tarea fácil: elegir los colores, optimizar el espacio, lograr que sea bonito y funcional… Sin embargo, es fundamental para garantizar el descanso de los más pequeños, así como para incentivar su imaginación y creatividad.

En este post te damos las mejores claves para decorar un dormitorio infantil con mucho estilo. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!

1. Los mejores colores para decorar un dormitorio infantil

El color que elijamos para pintar la habitación de nuestros hijos puede influir en su estado de ánimo (¡y mucho!). Los estudios de colorterapia o psicología del color lo demuestran e indican que estos son los más apropiados:

Blanco: transmite pureza y armonía. El más indicado para pintar las paredes del dormitorio de un bebé.

Azul: ideal para crear un entorno sosegado, ya que fomenta la calma. Pero ojo, porque un exceso puede generar sensación de tristeza. Lo mejor es combinarlo con tonos más alegres.

Verde: fresco, relajante y muy natural. Ayuda a conciliar el sueño y a propiciar la concentración de los más pequeños.

Amarillo: estimula el aprendizaje y favorece los pensamientos positivos. SI te decides a usar este color para decorar un dormitorio infantil, hazlo siempre en pequeñas dosis, ya que puede ser demasiado estimulante.

Rosa: trasmite delicadeza, felicidad y sensibilidad, especialmente en las modalidades más suaves.

Naranja: genera una sensación de confort, potenciando la seguridad y confianza de los niños.

2. Usa muebles con capacidad de almacenaje

Libros de texto, juguetes, lápices de colores, ropa de distintas temporadas… Los más pequeños suelen ser los que más cosas acumulan y no siempre tenemos el espacio suficiente en casa para mantenerlos a raya.

Una buena solución para evitar que el dormitorio de tus hijos se convierta en una zona de combate es recurrir a muebles como los canapés abatibles, los jugueteros o los bancos con almacenaje. Todos ellos te permitirán ganar un importante espacio donde guardar todo tipo de cosas, sin restarles metros a la habitación.

3. Cuida la iluminación

En la medida de lo posible, es muy importante que la habitación tenga una buena fuente de luz natural. Para ello, trata de que tenga al menos una ventana amplia, evitando las cortinas o estores opacos.

Además, añade distintos puntos de iluminación artificial en espacios clave: en la mesita de noche, en el escritorio, en el espacio de juegos… En función de cada espacio, podrás optar por luz cálida o luz blanca. Por ejemplo, para la iluminación general, la luz cálida te ayudará a crear un ambiente más sereno y acogedor. En el escritorio, sin embargo, la luz blanca favorecerá la concentración y el trabajo eficiente. Intenta además que los interruptores estén siempre accesibles para ellos.

4. ¿Alfombra? Sí, por favor

Los niños pasan mucho tiempo en el suelo, sobre todo cuando son muy pequeños. Por ello, a la hora de decorar un dormitorio infantil, es muy interesante recurrir a las alfombras para darle un plus de calidez a los suelos. No obstante, es muy importante mantenerlas bien limpias para evitar que acumulen ácaros y suciedad. En este sentido, lo mejor es optar por una alfombra que pueda lavarse con facilidad (lavadora), que tenga poco pelo y sea antideslizante.

5. Protege las paredes

Las paredes de un dormitorio infantil corren el riesgo de convertirse en un auténtico mural de creatividad. Si quieres evitarlo, trata de protegerlas con papel pintado o un zócalo. Otra buena solución es colocar un panel de pizarra en una de las paredes, dejándoles un espacio donde dibujar y crear a su antojo.

6. Los perfectos invitados

A los peques también les gusta invitar a sus conocidos y hacer que se sientan cómodos. ¡Y tenemos que ponérselo fácil! Opta por un canguro o un canapé con cama nido para tener siempre a mano una cama supletoria.

7. Dormitorio seguro y accesible

Por último, a la hora de decorar un dormitorio infantil es fundamental que sea seguro: tapa los enchufes, cubre los bordes de los muebles, coloca topes de apertura en las ventanas, etc. Y también es muy importante tenerlos en cuenta y lograr que los distintos elementos sean accesibles para ellos: los percheros, los interruptores, las zonas de almacenaje, etc., deben estar a su altura para permitirles interactuar con los elementos de forma autónoma.

Bedland

Bedland

Bedland | Innovación + Descanso. Especialistas en COLCHONES. Alta tecnología en COLCHON VISCOELASTICO, CABECEROS DE CAMA, ALMOHADA o CANAPE ABATIBLE.

Deja una respuesta