¿Qué significa y qué es el HR de tu colchón?


El término HR se corresponde con las siglas de High Resilience (alta resiliencia). Se trata de una espumación técnica.

Cuando hablamos de un colchón de material HR o de alta resiliencia, nos referimos a que su composición tiene una capacidad elevada para adaptarse al cuerpo del durmiente y volver a su estado inicial tras el uso. Evidentemente el uso continuado durante los años, hace que aparezca un desgaste natural generado por el uso.

Una de las espumaciones con alta resiliencia más conocidas es la viscoelástica. Este material tiene la capacidad de adaptarse totalmente al cuerpo para garantizar que no se producen puntos de presión o valles, sobre las diferentes zonas de apoyo y asegurar una postura más saludable durante el descanso.

Así mismo, los colchones viscoelásticos deben incorporar otros materiales HR bajo las capas viscoelásticas, cuyo objetivo es integrar una superficie de apoyo con mayor solidez y menor adaptabilidad que la viscoelástica. A estos materiales los denominamos núcleos HR.

Gracias a la composición de este tipo de camas con las diferentes capas y los núcleos, podemos garantizar la adaptabilidad y la independencia de lados o lechos entre durmientes. Así conseguiremos un descanso saludable para nuestra postura corporal y evitando microdespertares, debidos al movimiento de la pareja.

Bedland usa en todos sus colchones de núcleo sólido el compuesto HR como elemento de soporte para los materiales adaptables, que normalmente se sitúan en su parte superior.

¿En qué colchones usamos HR?

En todos nuestros colchones. En algunos modelos usamos un bloque sencillo, como en los modelos Premium Visco 5 ó Visco 3.

¿Dónde se usa el HR?

El HR siempre se usa en la parte inferior del colchón y hace de soporte para los materiales mas adaptables, que siempre se sitúan en la parte superior.
Por ejemplo el tipo de camas en las que sería interesante poder contar con este material, sería para aquellas en las que el durmiente tenga un mayor peso.

¿Qué usa la competencia?

Por norma general en el sector del descanso, no se suele usar HR para construir el soporte del colchón. Esto es un error, ya que un buen soporte flexible, adaptable, duradero y con un gran poder de recuperación, es el elemento diferenciador que marcará su durabilidad y buen estado durante toda su vida de uso.
En el sector se suelen usar espumas convencionales sin resiliencia, lo que acorta considerablemente la vida y la confortabilidad del colchón, debido a que estas espumaciones se deforman muy rápidamente con el uso normal.