Medidas de colchones: ¿cómo elegir el tamaño perfecto?


Comprar colchones puede ser una tarea difícil si no conocemos bien las medidas que existen en el mercado y para qué caso se aconseja cada una. Todas las veces llegamos a la misma conclusión: hay muchas más opciones de las que creías conocer antes de ponerte a comprar tu nueva cama, por lo que guiarte con la ayuda de un profesional puede ser esencial.

En este artículo te vamos a dar todos lo consejos previos que debes conocer. Recuerda que en este tipo de compras realizas una inversión realmente importante. Todo el tiempo y dinero que dediquemos a hacer una buena elección, nos dará como resultado un mejor descanso. Nuestro sueño es tan preciado que tenemos que darle el valor adecuado, y no intentar ahorrar en un producto esencial para nuestra salud diaria.

Existen comparativas de precios de colchones muy diversas, como por ejemplo entre nuestros modelos de la serie Premium o Exclusive que utilizan importantes estudios de ergonomía y distintas capas de materiales para que nuestro descanso (y la salud de nuestra espalda) esté garantizado.

¿Qué medidas puede tener nuestra cama?

En general, el tamaño es uno de los factores decisivos a la hora de comprar uno nuevo. En general, debe ser lo más ancho posible para que podamos dormir con la mayor comodidad, pero no siempre cuentas con el espacio ideal en tu dormitorio para poder tener una cama enorme, así que nos vemos obligados a elegir la medida más adecuada para nosotros, sin ser excesivamente grande.

El largo y ancho

En lo que respecta al largo, debemos tener en cuenta que conviene escoger una medida 10 centímetros más larga que nuestra altura. De esta manera evitamos que nuestros pies queden fuera de la cama, y podemos dormir completamente tumbados y con las extremidades estiradas si así lo queremos. 

Evidentemente, nuestro colchón deberá ser más grande si dormimos en pareja. Incluso si lo hacemos solos, en ningún caso debemos escoger una medida inferior a 90 centímetros, ya que no tendremos suficiente espacio para descansar correctamente. Esta cifra sube hasta los 150 centímetros si dormimos acompañados, y de esta manera podremos movernos tanto como sea necesario mientras descansamos.

Sin duda, no se trata de una cuestión que podemos tomar a la ligera. Uno demasiado pequeño no solo implica estar incómodo: también significa que la postura en la que dormiremos será incómoda y nuestro cuerpo no se relajará lo suficiente. Si eres una persona que se mueve a menudo mientras duerme, los pequeños harán que no duermas correctamente.

El grosor adecuado

Otra medida que también es realmente importante es el grosor. Y esto no significa que a un mayor grosor resulte en un apoyo más firme, ya que el material y composición del núcleo determinarán realmente cuál será su dureza. 

Si queremos elegir el grosor adecuado, debemos tener en cuenta que si es mayor permitirá alojar más capas de material, viscoelástica, etc..., algo que puede aportar una mayor comodidad en la tumbada. 

La altura, como hemos dicho, no va directamente asociada a la calidad del mismo. Por ello, conviene no excedernos a la hora de elegir el grosor, ya que esto no hará que sea más duradero (algo que sólo depende directamente del material de fabricación y el uso/trato diario que se le dé) o más confortable.

En general, nuestros modelos tienen mayor altura de lo habitual porque apostamos por la tecnología en la composición del núcleo. En este sentido siempre contamos con diferentes capas de viscoelástica y HR según densidades, que se adaptan a los diferentes modelos de nuestro catálogo.

Todas las medidas de colchones

En primar lugar, es importante aclarar que la mayor variedad que podemos encontrar se encuentran en el ancho. El largo, por otra parte, suele ser de 190 centímetros, ya que es el más adecuado para usuarios que midan 180 centímetros o menos, una medida adulta más o menos habitual y generalizada.
No obstante, también podemos encontrar variantes de 200 cm y de 180 cm de largo. 

Si quieres saber cuáles son las distintas medidas que podemos encontrar, y para qué uso se recomienda cada uno, echa un vistazo a esta tabla:

Uso Cuna Infantil Individual Matrimonio
Ancho (cm) 55-70 80-105 80-120 135-200
Largo (cm) 115-120-140 180-190-200 180-190-200 180-190-200

80 centímetros

En primer lugar, los colchones de 80 centímetros de ancho son los aconsejados para niños y personas de baja estatura. Se encuentran por debajo del estándar de 90 cm, por lo que sólo son recomendables si la persona que dormirá en él, tiene un cuerpo pequeño.

90

Éste es el estándar que encontraremos en las camas individuales para una sola persona. Normalmente es cómodo para aquellas de estatura media, y tiene una excelente compatibilidad con cualquier accesorio o complemento de cama que podamos encontrar.

105

También encontramos esta medida con un ancho ligeramente mayor, idóneo para personas que necesiten un poco más de libertad de movimiento o cuyo cuerpo ocupe un mayor espacio.

120

Se trata de un tamaño perfecto para habitaciones pequeñas donde tienen que dormir dos personas, e incluso para una sola persona que necesita algo más de espacio.

135

Éste es el modelo estándar para una cama de matrimonio, y permite dormir a dos personas con una amplia libertad de movimientos y con suficiente espacio para estar cómodos.

150, 160 y 180

Se corresponden a la medida Queen (para el ancho de 150), son colchones de matrimonio. Idóneo para parejas que quieren una mayor libertad de movimiento y aún más espacio en la cama.

2 x 2

O también conocido como King Size, lo que es lo mismo a: el colchón perfecto para tu cama matrimonial.

¿Cómo descansar correctamente en nuestro nuevo colchón?

Después de haber elegido un producto adecuado a tus necesidades, es importante tener en cuenta también que hay otros factores muy relevantes que nos harán descansar correctamente.

En primer lugar, tenemos que complementarlo con una almohada cómoda, que nos permita reposar correctamente y se ajuste a la firmeza que queramos.

Por otro lado, es importante que la base tapizada, somier, canapé abatible, etc... sea suficientemente grande para que cubra y apoye toda la superficie de descanso correctamente y el peso se reparta en equilibrio. De lo contrario, podríamos dañar la base mientras estamos durmiendo, debido al sobrepeso que ésta soporta.

Si quieres estar completamente seguro de qué modelo necesitas para tus preferencias y las posibilidades que te ofrezca tu cuarto, puedes contactar con nosotros para que te asesoremos de manera completamente personal.
¡Estaremos encantados de ayudarte a descansar mejor!