Viscoelástico o látex, ¿qué es preferible?


A la hora de optar por un colchón de material viscoelástico o de látex, debemos preguntarnos qué buscamos a la hora de dormir.

Lo más característico de la viscoelástica es su gran adaptabilidad al cuerpo y su resiliencia, es decir, su capacidad de recuperar su forma original tras ser sometido a una determinada presión.

De esta forma, el colchón viscoelástico se adapta completamente a tu cuerpo, reduciendo los puntos de presión en el mismo, y te garantiza un confort sin igual.

Por otro lado, las camas de látex son famosas por su elasticidad, capacidad de amortiguación y, sobre todo, su gran durabilidad

Al igual que con el viscoelástico, el látex se adapta perfectamente a tu cuerpo y te proporciona una comodidad única durante el descanso. Sin embargo, este tipo de colchones requiere de mucha más ventilación, por lo que su uso se desaconseja en ambientes muy húmedos.

En este artículo sobre las diferencias entre viscoelástica y látex, puedes ver una tabla comparativa con las principales características de cada material para que puedas tomar la mejor decisión.